Tempus fugit...

Tempus fugit...

.

.

domingo, 25 de junio de 2017

LA VIDA EN UN BUCLE...


Lluvia hoy en La Cursa del Foc, en Olesa de Montserrat. No intensa, ni durante todo el recorrido, pero suficiente como para "bajarle los humos al termómetro".
Si el año pasado tuvimos un sol de justicia, hoy la lluvia nos ha allanado un poco el camino. Y esto no es poco en una cursa en la que, si no gradúas en los 5 primeros kilómetros, "mueres" en los 5 últimos.
Y, como está claro que no aprendo, he salido como una cabra loca... y he tenido que aprovechar el avituallamiento de pasado el km.5 para andar unos 400/500 metros (en la "Pili's zone").
Todo y así, los dos últimos kilómetros han sido de ritmo vivo (siempre hablando a mi nivel) y he acabado entrando en meta finalmente en un más que penoso crono de 57:09 
Pero hoy, sinceramente, el tiempo me importaba un pimiento.
Creía que coincidiría con poca gente hoy en Olesa, pero ahí estaban Joan, Delia, Francisco Javier, José, Edgar, Ximena, Álex, Ewelina, Pier-Luiggi, Rosa María, Ramon, Laura (2ª en su categoría), Linda, Rafa, Yolanda, "la tropa de Abrera"... vamos, que aquí parece que nadie da por acabada la temporada!.

(La vida en un bucle)









... DE JUANES

El jueves tuvimos un nuevo "game-run" con la buena gente de AR
Esta vez, "buscando a Juan":

Juan, el del Paseo - Juan, el del padre del rey emérito - Juan, el del teatro- Juan, el que pintaba como un niño- Juan, el "vienés".  







miércoles, 21 de junio de 2017

avui no calen pARaules...

El meu primer dia, Hogars Mundet, un entreno pre-Behobiano (el 20 d'octubre 2016)
(el xandall, "vintage" total, recuperat per a l'ocasió)



20 de juny 2017, primer aniversari

 

domingo, 18 de junio de 2017

SIENDO, POR UN DÍA, "DORA LA EXPLORADORA"


Llevo desde el viernes en Tossa de Mar (...aprovecho para deciros, a todos aquellos que todavía no la conozcáis, que ya estáis tardando). 

Al no localizar ninguna carrera por aquí cerca para correr hoy, esta mañana me he ido a caminar-trotar por el Camí de Ronda (el tramo que va, dirección Sant Feliu de Guíxols, desde Tossa de Mar a Cala Pola). Ha sido, sin dudarlo, el mejor tramo de camí de ronda en Costa Brava que he hecho hasta ahora. Os dejo imágenes y vídeos que hablan por si solos.


























A destacar en cambio que, de regreso de Cala Pola, me he perdido nada más iniciar el empinado camino de vuelta; me habré saltado alguna señal verdeY como no aprendo de mis errores (y como ya me pasó en una ocasión cerca de Sant Julià de Vilatorta, en que también perdí el caminoen lugar de retroceder y buscar la señal que me había saltado, me he empeñado en tirar para adelante improvisando montaña arriba (...y tan arriba) al grito silencioso de: 

- Si sigo por aquí, seguro que vuelvo a encontrar el camino...

... mientras iba viendo que la cosa se iba liando y liando cada vez más, que el bosque de matorral bajo en el que me había metido se hacía cada vez más frondoso y que me estaba sumergiendo en un lío monumental, en un laberinto sin salida, cada vez más angosto... pero he seguido adelante (...ole tus güevos, que tu has sido boy-scout) resbalando montaña abajo (*), pinchándome con los arbustos, volviendo a resbalar una y otra vez cuesta abajo por la empinada y pedregosa cuesta y dándome golpes y arañazos en la cabeza con las ramas bajas de los arbustos y de los árboles bajos (imprescindible la gorra cuando vas por el monte: hoy, de no ser por ella, mi cabeza sería ahora mismo un inmenso mapa de arañazos). Aquí vemos las "heridas de guerra" en la camiseta "evento AGUA"...


He escapado del lío en el que yo solo he metido al escuchar (allá arriba, muy arriba) los motores de los coches al pasar por la carretera. Así que, cada vez todavía más en vertical, y casi en línea recta, he grimpado hasta llegar a alcanzarla. He andado unos 300 metros por ella y me he podido reenganchar al camí de ronda; y ya, desde ahí, hasta Tossa de Mar del tirón.

Ha sido, el de hoy, mi particular episodio de "Dora la exploradora", perdido montaña arriba, explorando territorio.

(*)  Lo que también he conseguido es casi destrozar mis Adidas Boston; las había traído confiando en poder correr alguna cursa... y evidentemente no están hechas "para andar por el monte"...

Una mañana genial. 



Destacar, por otro lado, que el ser humano es... bueno, no sé cómo es, ni porqué es como es. Y viene esto a cuento porque, ya de regreso en Tossa de Mar mientras me hacía -en el puente de la muy seca riera- este selfie con el clásico castillo al fondo tooooodos los que han pasado por DELANTE mío se han AGACHADO para no taparme la imagen. ¿Taparme el qué? ¡¡ Era un selfie !! (en el que se supone que lo que estoy fotografiando está DETRÁS mío). 
En fin...

viernes, 16 de junio de 2017

POR QUÉ ESCRIBO LO QUE ESCRIBO…


El correr me llevó a las redes sociales. Fue la mejor forma que encontramos los componentes de TRIBANDA para comunicarnos entrenos, salidas, carreras… Todavía recuerdo a una de mis hijas decirme, incrédula:

-         Però, pare, tu tens un compte a Facebook ??.
Era el año 2009.
Y después llegaron Twitter, WhatsApp, Instagram… pero, antes, llegó el blog.
Y nuevamente, ahora la otra de mis hijas, me preguntó:
-          Però, pare, tu tens un blog ??

Era el 10 de diciembre de 2008 cuando publicaba la primera entrada de “El Blog d’en Txabi” (podéis clicar en el enlace). 
De este blog se borraron toooooodas las fotos del periodo diciembre 2008-agosto 2016 por una jugarreta de Google. Pero los textos siguen ahí. Al perder las fotos, abrí este “Corriendo, la vida pasa mucho más despacio”.

Casi todo lo que hay en “Corriendo, la vida….” habla del correr.

Y es que yo, mientras corro, voy “maquinando” cómo lo voy a escribir. Le voy poniendo ya el título a la entrada (…que luego cambio repetidas veces), voy pensando qué voy a escribir y cómo voy a estructurarlo, memorizando detalles, anécdotas, “redactando” mentalmente; hacerlo mientras corro me ayuda a devorar kilómetros, porque no pienso en ellos y se me hacen más llevaderos.
Y escribo, básicamente, para vivirlo dos veces: al hacerlo y al escribirlo. 
Pero, sobre todo, para poder releerlo algún día, recordar entradas “especiales”… será cosa de la edad.
Y uno escribe solo para sí mismo, solo que lo pone en un escaparate: un blog. Y lo comparte con los compañeros.
De lo que no tenía ni idea era que, tras el cristal de ese escaparate, agazapados, silenciosos la mayoría de las veces, podrían haberse colocado 86.909 curiosos, que visitaron “El blog d’en Txabi” antes de que cerrara.
Y tampoco esperaba que el nuevo “Corriendo, la vida…” tuviera ya más de 17.000 visitas desde el pasado mes de agosto. Y, alucino en colores, viendo que hay entradas que han tenido 622  ó  567  visitas.  

Solo os puedo decir una cosa, agazapados y silenciosos “escaparatistas”:

G R A C I A S

por estar ahí.

domingo, 11 de junio de 2017

LA PENÚLTIMA... ¡ Y BAJO EL TELÓN !



CURSA BESÒS-MARESME…

Cursa nueva para mí la corrida hoy y a la que me apunté casi de sopetón, y en la que he tenido que madrugar. Porque la cursa (buena idea!) daba el pistoletazo de salida a las 08,30. Como, además “se me ha olvidado” ir a recoger el dorsal (parezco novato), he tenido que estar allí antes de las ocho, lo que ha significado levantarme a las seis y media.
Todo y estar inscrito en la de 10, sabía que hoy iba a correr la de 5 kilómetros (no andaba muy fino del gemelo izquierdo, y con los isquios y cuádriceps algo  “tocaditos”). Aparte de que le estoy cogiendo el gustito a esto de las cursas de 5km
Ha sido ésta otra cursa “como las de pueblo”: familiar, muy cercana a los corredores, amable, ambiente "de barrio"…
El recorrido es de un perfil plano, plano, plano. Y hoy el sol, debido a tener pasar por entre calles del barrio, de altos edificios, no nos ha castigado demasiado, aunque sí ha hecho mucha calor y humedad.
Primera parte “conservadora” (4:57  i  4:55) para ir mejorando ritmo (4:45.  4:52  i  4:45), para un tiempo final de…
24:14


...que no es oficial (ni falta que me hace), ni aparece en listado alguno porque mi inscripción, en principio, era para la de 10 y no me ha dado tiempo a cambiarla (luego, comprobando los tiempos, resulta que hubiera sido 5º de mi categoría… pero a casi 3 minutos del mejor de los M-5).
Por cierto, no entiendo -a veces- las clasificaciones de ChampionChip: a modo de ejemplo, mirad este pantallazo:

El tal Jordi Ávila, a quien no tengo el gusto de conocer, tiene un tiempo REAL de 22:19… y aparece en 33ª posición y tiene por delante a uno con 22:29 (cuando, por tiempo REAL, debería ser 30º, por delante de Oskar Neira (22:28). Si alguien tiene alguna explicación que se me escapa, agradeceré me lo comente.




Y, todo y la coincidencia de cursas hoy, por los aledaños de la salida me he cruzado con los Correcatsel Presi”, "el Javi" y “la Recuero”, con los “Fisiològics” Mónica y Xavi, con los “cerveceros” José y Ana, con “las pesadas del podio” Linda y Laura,  con “la siempre triste” Olga, con mi tocayo Xavi Bonastre, con “clic-clic” Carlos Sánchez, con “los flyeteros” Rosa y Gustavo, con “el incombustible” Isidre, con Carolina, con Juanma (ganador de la cursa de 5km), Eric (segundo clasificado), con Nacho Cáceres (ganador de la de 10), y con algun@s muchos más… y también con la, para mí, hasta ahora desconocida reportera gráfica Natascha Chekannikova, que se ha empleado a fondo de lo lindo (por el suelo la he visto tres o cuatro veces, buscando el mejor encuadre). De Carlos Sánchez, ya ni hablamos...


"LA FOTO"...

"LA FOTO DE LA FOTO...."

"LA FOTO"...
"LA FOTO DE LA FOTO"...
Un ocasional y variado "Orange team"...de varias procedencias

Para mí, que soy un “rain-man”, la temporada de curses se acaba. 
Ni “Vila Olímpica”, ni “La Maquinista”… ni ná de ná. Si este fin de semana -que estoy en Tossa de Mar- hay algo cerca, correré mi última cursa de la temporada.

Y ya llegará septiembre…
Natascha Chekannikova


lunes, 5 de junio de 2017

MI BAUTIZO EN LA MONTAÑA


Han tenido que pasar más de 60 años para que disputara mi primera "cursa de muntanya”.
Al no poder correr este año (sniff) la cursa de mi amiga Esther Pinehiro (“Entre tots, per la salut mental”, calificada –y con razón- la mejor cursa de 10 km) por haberle prometido a Marta estar juntos estos tres días en Sant Feliu de Guíxols, “me tuve que buscar la vida” a última hora para localizar una carrera por la comarca para este domingo. Y la gironina Montse Marí me comentó la:



Una cursa de montaña. Yo, que nunca había corrido antes ninguna.
Busqué información. Y lo primero que vi fue el perfil: acojonaba (...a mí, al menos). 

Por si acaso, seguí buscando alternativas, pero no las encontré por los alrededores. Así que, me inscribí.

Es, literalmente, una “cursa de poble”; con todas las ventajas de las “cursas de poble” (ambiente familiar, multi-atenciones al corredor, poco masificadas, todo el mundo muy volcado…) y ninguno de los inconvenientes de una “cursa al uso”. Así pues, lo de “de poble” no es para nada peyorativo, ni mucho menos. Se lo han currado (y esta era ya la 5ª edición).

Por primera vez,en muchos años, no conozco a nadie de la carrera; voy descubriendo que son, mayoritariamente, gente de la comarca y/o provincia de Girona. Soy, creo, el único “forastero”.
Recojo el dorsal y... ¡oh sorpresa!: me asignan el número 1 (…más tarde descubro el motivo: los han asignado por orden alfabético).


Preparados, listos, ya!... y a correr por el monte.
Al no tener ni pajolera idea del recorrido, decido -a pesar de correr por el monte- no salir como una cabra.
Circuito perfectamente marcado. Imposible perderse, a pesar de haber muchos tramos por estrechos y semi-ocultos "corriols". Incluso para un novato como yo, que corrió mucho rato en solitario, nadie por delante a quien seguir, nadie por detrás para que me corrigiera llegado el caso.

Para ver-intuir-adivinar lo que ha llegado a sufrir uno que no ha corrido nunca en montaña -y que es alérgico a los simples repechones- solo hay que volver a ver el perfil.

Primeros 5 km. terminados en el punto más alto de la cursa, y a pie de avituallamiento (me tomo mi tiempo para agua, Coca-cola y plátano) y me entrego de lleno a la bajada. Y, sí, me doy cuenta de que, sí, qué pasa: bajo bien. Rápido y seguro. Como me dijo una vez mi amigo, el gran runner uruguayo, reciente ganador en Menorca, Juan Castillo, “… el saber subir es importante, pero donde vas a ganar tiempo es en las bajadas. Ahí es donde se ganan las curses, en las bajadas”.
Me destrozó la última subida antes de la bajada final, encarando ya el arco de meta bajo el cual, como casi siempre, acabo cruzando en solitario.

Tiempo final oficial
1:16:43
El 87º de 115 que llegaron a meta.

Acabé “joío pero contento”; si hasta ahora sentía un gran respeto por los corredores de trail (y ya ni os cuento por los de las ultra-trail) después de lo del domingo, mi genuflexión más rendida.

No sé si volveré a correr otra “de montaña”; pero sí es seguro que -de hacerlo- me habré preparado antes para ello.